domingo, 18 de octubre de 2015

¿De algo me sirvió tanto dolor?.




Sabía que alejándome, de alguna manera le perdería, y así fue.
Es extraño lo que siento, por que he perdido algo que no sé si tuve, asumo que por eso duele más.
Sé que ésto ya no tiene sentido, pero es así, es inevitable sentir como me siento, no quiero el consuelo de nadie, ya que nadie va curar mi dolor, no por que no quisieran, si no por que no lo conocen.

Tengo las emociones enredadas, llegó el punto en el que no puedo controlar nada, cada minuto cambio de opinión cuando se trata de ti, todo está fuera de control, hay más preguntas que respuestas en mi cabeza, perdí la paz que me costó conseguir, cada minuto pierdo la razón y me abandona la ilusión, enfermo con solo pensar que andas alrededor y la desesperación se apodera de mi, cada minuto es una eternidad sin poder tocar tus manos.
Intenté alejarme por que la situación no me hacia bien, te echaba de menos, como no tienes idea, pero ya no trato de buscar una luz en medio de está soledad, no quiero, no puedo, supongo que en algún momento se agotará todo este sentimiento, ya no tengo fuerzas, tu ausencia me quema por dentro.

No sé en que momento nació este sentimiento por ti, mucho menos en que momento creció, no lo vi venir, antes de poder decidir si seguir o no, tu huella ya estaba en mi, aquí, en que momento superamos el listón de la amistad, ésto ya cambió para bien o para mal.
Es mejor no fingir, tengo que huir de la situación, supongo que hay algo más allá para ambos.
Eras mi cómplice en los sueños, quererte no sé olvida, aun me quedan lágrimas de cosas que pasamos, no sé que fue ésto para ti, pero para mi fue la mejor historia vivida, gracias por el tiempo que me diste.



Como es que alguien podría perder algo, si ni siquiera logró ganarlo
One step closer.

2 comentarios: