lunes, 1 de diciembre de 2014

¿Entonces qué estaba haciendo?.

Me tiré al borde de la cama, él hizo lo mismo con su parte, nadie decía nada.
Estaba tenso el ambiente, pensaba en hablarle, mientras veía un pequeño brillo en su rostro reflejado por el celular.
Tuve que romper el hielo, y le dije si lo podía abrazar, automáticamente él se negó, sé que tal vez lo asusté, pero estábamos en una habitación, totalmente incómodos, quizá un abrazo no caería mal, y empezó a ponerme las cosas en claro, otra vez.


Ya hablamos sobre esto Jes...   rápidamente le corté y me puse en defensa.
-Sí, no entiendo por que quieres tocar el tema, ya está cerrado para mi.
Siento que tu me esperas, y es algo que yo no te puedo dar.
-No estoy enamorado, y si estamos aquí, en un hotel, es por algo.
Lo sé, pero no sé que esperas de mi...
-Hasta hace un par de días todo, ahora ya nada, realmente la atracción que sentía, supongo que está ahí, pero las ganas de enamorarte ya no te esperan.

La conversación se iba dando, él en su lado de la cama, mirando la pared, y yo en mi lado, viendo la puerta, nadie daba la cara, solo nuestras voces, por momentos sentía que él estaba perdiendo con mis fundamentos, y solo alzaba la voz. Le pedía que se calmé, que la conversación no la inicié yo, ese hombre hace perder mi paciencia muy rápido, 

No sé por cuanto tiempo me habré quedado dormido, estaba temblando de frío, ya que él me dejó sin colcha, me estaba dando la vuelta para decirle que me deje un poco de espacio, y solo sentí sus labios en los míos, jamás esperé eso de su parte, según sus argumentos, no quería hacerme lo que no le gustaría que le hagan, no quería confundirme y tampoco no me quería dar alas.

¿Entonces qué carajos estaba haciendo?.

Solo recuerdo que mientras me besaba, pensaba en seguir o detenerlo, algo me decía que esa era la última vez que íbamos a estar juntos, y por primera vez dejé de pensar en un futuro nosotros, e intentar de creerme el papel de egoísta.
Estábamos enredados entre las sábanas, su respiración tan cerca a mi, sus dedos jugando con mi cabello, sus labios besando los míos hasta quitarme la respiración, era otro Miguel el que tenía encima, conocía al ser más renegon de este planeta y a su contra parte, el que me encantaba, el ser un tanto cariñoso y torpe, no niego que en su brazos vuelo alto, y a los días la caída se empieza a notar,

De pronto paramos con las caricias, nos encontrábamos un tanto cerca y totalmente cansados, creo que sudamos mucho, por que sentía todo mi cuerpo húmedo, más aún la parte de la pelvis y las piernas, quise bromear con él y le pregunté si había terminado tan rápido y sonreí un poco.
Negó automáticamente riéndose, prendió la luz, y lo que vino después, era una escena de alguna película de terror, la sábana estaba de un color rojo, como si hubiesen matado a alguien ahí, todo mi cuerpo estaba de sangre, y él también, no sabía que hacer, él trataba de calmarme pero su voz notaba más nerviosismo, las sábanas ya no eran blancas, estaban completamente mojadas de sangre, algo habíamos hecho mal, y no sabía que, ya nos jodimos, y me metí corriendo al baño para ver de donde provenía la sangre, y no veía nada, me metí a la ducha y empecé a sacarme toda la sangre del cuerpo, ese olor a sangre me causaba nauseas, y el nerviosismo no me ayudaba.
Él también estaba preocupado, tocando la puerta del baño para saber si estaba bien, le gritaba que me de tiempo para ver que pasaba, y que obviamente no estaba bien, y no encontraba nada raro en mi cuerpo, entonces que podía haber pasado.
Jesús, tranquilo soy yo el problema. 
Cogí una toalla, me iba secando y ahora mi preocupación fue mayor, por alguna razón me sentía culpable de haberle causado algo, no sabia que era, solo atinó a enseñarme una pequeñísima herida en el frenillo del pene.
Me calmó, me dijo que no le dolía ni le causaba ningún malestar, apagamos la luz, para dormir, le volví a preguntar si podía abrazarlo y en está ocasión me permitió hacerlo, y así dormimos tranquilos, hasta que el muy brusco, me despertó diciendo que la herida volvía a sangrar, y qué tenía que correr a la clínica, lo embarqué y le pedí que por favor me avisé cualquier cosa.

¿Qué es lo peor que le podía pasar?.



sábado, 8 de noviembre de 2014

Tres palmaditas y adiós.


- ¿Dónde estás, podemos hablar?, estoy por el bar, ven por favor.

Estaba parado con una cara media desencajada, el alcohol me vuelve muy impulsivo, digamos que no me deja pensar con claridad y solo quiero actuar.
Empezamos a tratar de solucionar las cosas, es lo que realmente sentía en ese momento, no quería perderlo, y con sus palabras el tampoco quería hacerlo.
Esa sensación que sentí esa noche, fue horrible, verlo con los ojos húmedos, preguntándome: 
¿Por qué me haces sentir tan mierda Jesús?.
Esa pregunta me desestabilizó, me quedé nublado. No creo que sea mala persona y tampoco creo que lo haga apropósito, y es que me hizo cuestionar la idea de volver, y esa ya no era una opción.
Lo nuestro no iba para ningún lado, no quería seguir haciéndole daño, él no sé merecía eso, tampoco sabía con exactitud que es lo que sentía por él, mis te quiero huyeron de mis labios, ni tampoco sabía por que las dije antes, lo que estaba experimentando esa noche era muy penoso, y es que ya no podía seguir con esa mentira, pero me dolía,
No era capaz de decirle la verdad, y solo quería encontrar en sus palabras una excusa, para poder terminar con esa conversación, Y así fue, fui tan cobarde, pero ya no quería seguir lastimando,
Él tenía toda la razón, yo no era bueno para él, en el momento en el que me encontraba no era bueno para él, ni para nadie,
Dejé que se vaya y me quebré, por que sabía que lo había perdido, no sentí que perdí un enamorado, por que me dí cuenta que nunca sentí eso por él, sentí que perdía una gran persona, es duro decirlo y más duro es darme cuenta que por mi inmadurez, estaba jodiendo a alguien, inconscientemente pero lo estaba haciendo.







martes, 14 de octubre de 2014

Besos inesperados


¿Quién no se acuerda de su primer beso? ¿Quién no se acuerda de su último beso? ¿Quién no recuerda esos besos que dio en el camino? Esos besos raros, besos con historia, besos que tardan en llegar o besos que no llegan nunca. Para mí los imposibles de olvidar, además de los de él, son los besos inesperados.
Los besos transforman todo, son como una barrera, un muro que cruzas sin saber que te vas a encontrar del otro lado. Se te acelera el pulso como si el beso fuera la represa que se abre para dejar que un rio de sensaciones te recorra.
Los besos NO se dan con la boca, los besos se dan con todo el cuerpo. Los besos se dan con la memoria. Los besos son puentes que unen territorios imposibles, son la prueba que nuestra alma necesita.
¿Técnicamente que es un beso? ¿Dos bocas que se juntan? ¿Respirar el mismo aire? ¿Eso es un beso?

Hay besos que no deseas, o no esperas, pero que llegan y no te sorprenden. Lo que te sorprende tal vez es que no sabes cómo ni por qué, pero te empieza a gustar. Eso sí que es inesperado.


martes, 30 de septiembre de 2014

...

Efectivamente era yo el problema, soy incapaz de llevar esto bonito que teníamos, tal vez sea por que estaba acostumbrado a algo distinto, a simplemente dar respuesta, aceptar planes, propuestas o simplemente sigo siendo un caprichoso.

Seria estúpido y egoísta de mi parte pedirte que cambies, por que no sería tu esencia, no serías tú.
Quizá me faltó poner algo más de mi o simplemente es miedo, pero sé que soy yo, y no te quiero arrastrar con mis inseguridades, y no supe llevar esto que teníamos, no tenía idea de como llevar nuestra relación, pero quiero esperar que pase mi tormenta de emociones que tengo dentro, quiero darme mi tiempo, de conocerme más, de crecer aun más, 

miércoles, 3 de septiembre de 2014

...

Hace demasiado no sentía este comenzar con alguien, esta manera de ir ilusionándome, de ir queriendo, de alguna manera ese sentir es extraño, pero hermoso, como también, hace mucho tiempo no siento esta decepción, esto que siento no se va, por que siento que me falló, y me duele por que esa persona, es importante para mi, y tiene cierta influencia en mi vida.
Y es que ahora no quiero hablar con él, me jode tocar ese tema, tal vez en su inmadurez no sabe la responsabilidad que tiene el estar con alguien.
No me basta con escuchar explicaciones, por que mi confianza se quebró, y ya no puedo estar firme, aprendí a lanzarme de lleno a las tormentas, no me arrepiento de nada, pero generaste en mi mucha desconfianza, y yo así no puedo, no funciono así, me expuse y era probable que pase esto, hubiese preferido que no sucediera así, seguir construyendo, íbamos bien, sinceramente no sé que te faltó pero ahora ya no quiero saber.

viernes, 8 de agosto de 2014

SeisDeAgosto,



Todos todo el tiempo, andamos buscando algo, tal vez un amor, la suerte de encontrarlo.
Y el amor está dentro de las cosas que responden al azar; sí tienes suerte en la vida, te puedes cruzar con el amor. El amor es como la lotería, puedes jugar toda la vida y ganar. o simplemente no hacerlo nunca, pero si lo intentas y no ganas, no tienes nada que reprocharte.
Lo que no tiene perdón es haber encontrado el amor,de haber tenido la suerte y no haberlo aprovechado.

Sigo teniendo miedo, ese miedo que sentimos a lo desconocido, es algo que realmente no lo esperé, pero ya está aquí, forma parte de mi, y ya no puedo ni quiero dar marcha atrás, no puedo evitarlo.
Tampoco quiero cuestionarme, quiero aprovechar esta oportunidad que nos estamos dando, de conocernos, de compartir momentos juntos.
Ya aprendí estando solo,  me sentía bien así, y claro que también me siento bien caminando junto a él, digamos que ya llegó mi hora, es hora de apostar por algo nuevo, y estoy dispuesto a hacerlo, así me tenga que quitar este miedo que aun siento, pero es algo que va a desaparecer, por que poco a poco, él se está ganando mi confianza y mi cariño.
Y estoy seguro de algo, esto es algo muy bueno, he vuelto a escribir, él volvió a despertar estas ganas de seguir escribiendo, como siento,  expresar mis sentimientos, y si esto no es una gran señal, pues no sé que es esto que él me hace sentir.



Si él está contento, yo también. 

viernes, 4 de julio de 2014

Seré tu secreto mejor guardado.

Extrañaba el sabor de sus labios, extrañaba acariciar su piel, extrañaba sonreír con él, extrañaba esa forma complicada de jugar, extrañaba dormir en sus brazos, extrañaba la sensación de unir sentimientos, simplemente lo extrañaba demasiado, lo tengo a mi lado, donde siempre estuvo, mirándome con esa sonrisa, que logra prender cada luz en mi, desordenándome los sentimientos, alborotándome las ideas, controlando mis ganas, mi necesidad de él, me quiero quedar con él.
Eres con quien quiero pasar mis días, quiero descubrirte de a poco, convertirte en mi rutina, No, no me arrepiento de nada, 
aun queda tantos recuerdos que llenar en ese baúl que preparamos juntos, quiero seguir  conociendo eso que nosotros llamamos amor. 
Me gusta escribir, por qué es así como vivo cada momento a tu lado, ilusiones de un pequeño niño, nada de más.
Es sencillo dejarme llevar, todo es mágico cuando estamos juntos, la sensación que causan tus besos, tus caricias logran estremecer mi piel,  sentir el calor de tu cuerpo acercarse al mio, volcar mi mente 360 grados, sentir tus manos por mi cuerpo, simplemente sentir, formar, ser parte de mi.
Despertar y ver que aun sigues ahí, a mi lado, contemplándome mientras dormía, mirarte tiernamente a los ojos, y decir:
 


Cuando el cielo se esté cayendo, voy a estar de pie al lado tuyo.





viernes, 2 de mayo de 2014

Cuando estoy con él ...


Se está haciendo costumbre estos encuentros, como también recuerdos tuyos en mi cabeza por las noches.

Un beso, una caricia suya hacen tirar por la borda mi negativa hacia él, me gusta sentirme así cuando estoy con él.

Cuando estoy con él no me nace decirle que le quiero, pero me gusta besarle, acariciarle, jugar, no entiendo y tampoco tengo certeza alguna de lo que siento por él.
Quizá no quiero quererle, por que sé que no habrá nada más entre nosotros, más que esos encuentros.

Cuando estoy con él,  mido mis caricias, mi intensidad de demostrar afecto, a veces pierdo el papel y ya estoy en el juego perdido en sus brazos.

Cuando estoy con él, tengo ganas de todo y nada a la vez, tengo miedo de quererle y busco mi seguridad, cuando en ocasiones como hoy, sé que ya estoy embarrado de algún sentimiento que no sé identificar.

Cuando estoy con él, no me importa nadie más, sobra todo lo que tengo alrededor, personas, tiempo, todo. Cualquier cosa que no sea él. no tiene valor alguno para mi.

Cuando estoy con él, me gusta guardar los mejores recuerdos, por que sé, que tal vez ya no lo volveré a ver por mucho tiempo, como también sé que tal vez está es la última noche que pasemos juntos.



Siempre supe que es mejor cuando hay que hablar de a dos, empezar por uno mismo.

martes, 22 de abril de 2014

Mirian.

¿Qué es verdadero y qué es falso?.

Llegamos donde Mirian, cruzamos la puerta y el lugar olía a incienso, tenía una especie de cuarto de espera, ya que había alguien antes que nosotros, me puse a observar la habitación, y no entendía la relación de Marilyn Monroe y Mirian, la señora que lee las cartas.
Habían muchos cuadros de Marilyn, supongo que Mirian es fan o algo así.
Solo escuchaba murnullos y comentaba a tephi cuando dura la sesión y eso, era la primera vez que alguien leía o veía mi futuro.
Vimos salir a dos señoras de la habitación donde estaba Mirian. 
Mirian nos invitó a pasar, la brujita saludó a Tephi con mucho cariño, como si se conocieran  de siempre, Teph nos presentó y me dio un besó que sentí como si fuera una tía que no me vaía en mucho tiempo, como si le daba gusto verme, y la saludé.
Nos sentamos y ellas empezaron a hablar, yo solo prestaba atención a esa conversación.
Mirian me miró y preguntó: ¿El es tu pata, no?.
A lo que Teph respondio con un obvio.
Yo solo iba de acompañante, y por cosas de Teph me decía que Mirian era bien acertada y en varias cosas acertó, en su amor con el Holandés, en su ex amor y hasta la previno de una enfermedad y pues, por ella le atinó a eso.
La primera ronda fue para saber como estaba ella, y le dijo que sus cartas son preciosas para ella, que tiene muchas cosas buenas y un futuro  excelente.
Con las respuesta que Teph buscaba terminó llorando, y habían cosas que si nos dejaron algo tontos, por que solo algunos conociamos esa historia, la historia de Teph.

Aparentemente a Mirian le caí bien y me regaló tres preguntas. 
Me dijo que partiera en tres, que le hiciera una pregunta y escogiera las cartas.
Pregunté por alguien, bueno básicamente por el chico, y la respuesta de ella fue exactamente lo que pasó y lo que pasa entre nosotros, sin necesidad de contarle mucho, me dejo más claro el panorama...

sábado, 19 de abril de 2014

¿Qué somos?.




Antes para mi el amor era un capricho más, era querer a alguien sin importar nada, hacer lo que hiciera falta para tenerlo, ahora empiezo a entender que el amor pasa por otro lado.
El amor es tan raro a veces, tan inexplicable. Nace de pronto y avanza, y avanza, y avanza.
¿Y qué quiere el amor? - Ser correspondido, eso quiere.
¿Se puede ser feliz viendo a la persona que uno ama, al lado de otra?,
¿Se puede amar sin ser egoísta?.
Yo creo que empece a entender el amor cuando dejé de ser egoísta, cuando dejé de hacer cosas sin esperar nada a cambio, o por ejemplo cuando hago cosas como esta.
Amar hace bien, pero a veces no alcanza, uno necesita respuestas.
¿Qué somos?
Esa es la pregunta del millón.
Tanto nos preocupamos por el "¿QUÉ SOMOS?", importante es lo que somos, lo que sentimos.
¿Y el amor que tenemos por el otro?

Podemos ser el ex de alguien, pero no quiere decir que nuestro amor sea ex, mi novio, mi ex, son palabras, lo importante no es la palabras, lo importante es otra cosa.
Eso es lo que vale, el sentimiento, le pongamos nombre o no, eso es lo único que tiene sentido, no importa lo que somos, si no lo que sentimos.

No sé que somos, pero como nos queremos.

jueves, 27 de marzo de 2014

Y entonces . . .

Y entonces él dijo: Lo que menos quiero es hacer daño a las personas, y fue exactamente lo que NO hizo.

Me dieron ganas de recordarle lo que casi había prometido, pero sus palabras quedaron en nada.
Verlo besar a otro chico, no sé si me dolió pero si me invadió una desilusión maldita, después de ese beso comprendí, que ya lo conocía, y que ese juego ya lo jugué, era estúpido de mi parte volver a pisar ese tablero, y estoy totalmente consciente que no quiero eso para mi.
Le empezaba a tener un cariño especial, creí en sus palabras cuando dijo: "No quiero hacer, lo que no quiero que me hagan", y de alguna manera esa "sinceridad", me atraía más.

No sé que cara puse al verlos besarse, solo sentía dos miradas preocupadas hacia mi, eran ellas, mis mejores amigas, preguntandome con la mirada si estaba bien, y creo que lo estaba, esa imagen de él, ya la tenía en mi cabeza para poder tener reacciones, y la que asumí creo que fue la correcta, asumí que él es soltero, y que puede besarse con quien desconocido pase por delante, y así fue, literal.
Sonreí de puro nervio, tenía miedo de no poder controlarme y echarme a llorar, de hecho me desilusionó bastante, pero igual sentía un no sé que en el pecho.
Y ya no podía verlo a los ojos, ya no quería verlo y es así, ahí quedó todo lo que podía hacer por él.
Solo tengo una duda en mi cabeza ¿Lo hizo por desilusionarme? - Pues si fue así, lo hizo bien, pero se equivoco, tenía otras maneras, ya lo hizo, ya está.



Y es que el corazón tiene razones, que la razón desconoce.

martes, 18 de marzo de 2014

Mi última jugada.

Y es que a nadie le gusta complicarse la vida, nadie quiere más problemas, nadie quiere más drama, y tengo más de 200 razones para cambiar de parecer, y seguir con mi vida como hasta antes del Viernes.
¿Y entonces, por qué tengo estás ganas de ir por ti?.

Tal vez te asuste la manera en como voy, pero no tengo idea de como se hacen estás cosas, lo único que quiero es conocerte más, y entiendo que te asuste, pero al igual que tu, también tenía, tengo miedos que crecen más con cada acto tuyo, pero yo quiero ir de frente, sin rodeos, y ya comencé, 
Recuerdo que preguntaste que quería, o qué pretendía contigo, y pues no sé, lo único que quería era una salida, para poder conocerte más, y que me conozcas, ya que de alguna manera seguimos siendo una especie de dos desconocidos
Hasta ahora no sé lo que quiero para mi,  y debería hacerle caso a Chali, y ya sacarme esta idea de la cabeza, y sí me he desanimado y en muchas ocasiones, pero por algún motivo no logro convencerme al 100%, 
No puedo con tu miedo o con lo que tengas por delante, y no voy a poder hasta que logres ponerlo de lado, yo por ahora no te pido una relación o algo serio, para nada, lo que quiero ya lo sabes, yo ya no puedo hacer nada más, solo esperar una fecha y hora por tu parte, si no llega yo sabre entender, no es mucho lo que pido, o al menos que sea un bonito regalo de cumpleaños atrasado, pero regalo al fin y al cabo.

¿Me lo permitirás?.

lunes, 3 de febrero de 2014

Primera parte.



Pasamos los tres últimos meses del 2010 conversando por messenger, admito que la única razón que me conectará  era solo para hablar con él, saber como fue su día de trabajo y como estaba.
Por mi parte siempre me gustó, desde la primera vez que lo vi, con unas zapatillas azules con negras CBK, un pitillo negro, la polera verde que aun guardo conmigo y una sonrisa perfecta que aun no lo logro sacar de la cabeza. En esos minutos que estuvimos en el grupo, también sentía su mirada, pero nunca le tome importancia,  sus amigos tenían dudosa reputación, y pues dime con quién andas y te diré quien eres.
En el transcurso de esos últimos tres meses, él fue una de las pocas personas que "estaba" conmigo, cuando ocurría todo el problema en mi casa, y él más que nadie sabía mi odio por esa mujer.
“No te puedo dar un consejo por que desde pequeño vivo con mi padre, pues mi madre está en Italia, nunca sentí calor de hogar, acá en mi casa es cada quién por su lado, supongo que la debes pasar mal, lo único que te diría es que seas fuerte, que para cualquier cosa me tienes aquí”.
Y entonces me dedicó una canción,  fue una de las personas, en realidad fue la única persona a la cual pude sentir su sinceridad, no era lo que solía escuchar, tampoco era lo que podía esperar, claro que me gustó lo que me dijo. Él al otro lado de la ciudad y yo sintiéndolo tan cerca a mí.



Toma mi mano – Belanova
Toma mi mano, ya todo estará bien, no debes llorar
Sé que es difícil pero yo estaré aquí no te sientas solo
Sí todo está mal y no puedes más, puedes buscarme
Sé que tú en mi lugar lo harías también sin pensarlo
Sé que duele caer y hoy estoy aquí, para ti
Como ayer, como hoy, sabes que puedes buscarme.
Sé lo que sientes y aunque parezca así, no es el final
Esto no es fácil pero yo estaré aquí, no te sientas solo
Sé que tú en mi lugar lo harías también sin pensarlo
Sé que duele caer y hoy estoy aquí, para ti
Como ayer, como hoy, sabes que puedes buscarme.







Era la primera canción que me dedicaba, estaba sentando, al frente de un monitor y quería abrazarlo, no podía más y me eche a llorar, de alguna manera me hacía falta, no sé como explicarlo, pero necesitaba de su compañía, nos cuestionábamos del por que vivíamos lejos, y yo solo lo quería tener más cerca, ya había algo que empezaba a nacer en mi, sentía algo de afecto por él, estaba haciendo efecto todas las tardes, noches y madrugadas que chateábamos por messenger, no fui el primero en demostrarlo, y en unas de las conversaciones me dijo que me quería, me burlé de él, no había duda que estábamos “gileando”, había mucha química, no personal pero si por el ciber espacio, no todo podía ser perfecto, obviamente pensaba en los pros y contras, tan tonto no soy.
Pero como podía sentir afecto por alguien a quien solo vi un par de minutos, y solo me preguntó: Hola, ¿Cómo te llamas?, no había nada de lógica en ese pequeño sentimiento, era un desconocido a medias, las noches de chat ayudaban mucho para ir descubriéndolo, sabía que me flirteaba, al principio iba con pie de plomo, no era la mejor impresión que tenía de él, sus amigos, sábados fuera de casa, alcohol, drogas, ¡vamos! nada de eso ayudaba por el contrario, tenía mucha desconfianza, no sé en que momento dejé todo eso atrás para abrir campo a casi toda la ilusión que tenía guardada, mientras lo iba conociendo me gustaba más, me llamaba la atención salir con él, eso hacia que mi ilusión crezca, era como una bola de nieve, mientras más avanzaba, crecía más y más, era loco lo sé, pero era esa clase de locura que necesitaba para darle color a mi aburrida vida, sabía que trabajaba y eso dice mucho de un chico de 20 años, no era la gran cosa, pero tampoco era un vago mantenido por su papá, de alguna manera eso fue lo que más me llamó la atención, hacía algo productivo, en cambio yo, la misma edad y no hacía nada bueno por mi vida, pero eso estaba por cambiar.
Papá se hizo el desentendido con nosotros, notaba a mi mamá que trataba de llevar bien la situación, tenía que ser fuerte por nosotros, ella era el apoyo que necesitábamos, tenía que hacer algo por mi familia, decidí enviar curriculum vitae a un par de call center, y aceptar la primera propuesta de trabajo que me ofrezcan, las deudas se nos venían, imposible que mamá cargue con todo, mi hermano ayudaba demasiado en el negocio que tiene con mamá, ¿Yo?, sintiéndome cada vez más inservible, hijo-hermano mayor y no encontraba nada para apoyar a mi familia, se me hacía costumbre llorar todas las noches, me frustraba, y él estaba ahí, preguntándome todas las noches si me llamaron para alguna entrevista, apoyándome con sus palabras, trataba de calmarme para poder ver bien las cosas, una mañana de sábado me llamaron, recibieron mi curriculum, y estaban interesados en entrevistarme, era en Lince, cuadra 10 de la avenida Arequipa, tomé nota de la dirección exacta, edificio y persona con quien me presentaría, era para el día Lunes por la mañana, le comente a Stephanie mi mejor amiga, se alegró, le pedí por favor que me acompañe, ella aceptó, esa noche no converse con Pedro, nunca conversábamos los sábados por las noches, pues el salía con sus amigos y vivir la noche. ¡Genial! Para eso trabajaba, para darse sus gustos, tenía derecho, ¿No?.
Sí hay algo que me caracteriza, es que soy solidario, mi malestar, mis problemas pasan a segundo plano cuando se trata de mis amigos, estoy para ellos cuando lo necesiten, comparaba mi situación con la de Axel
y él la pasaba fatal, lejos de su familia, mi madre me dijo alguna vez, estaremos jodidos, pero estamos juntos. Las reuniones se hacían en su casa, nosotros éramos la única familia que él consideraba y tenía hasta ese momento, sus amigos, esa noche nos quedamos a dormir en su casa,  la pasamos tranquilo, cocinamos algo,  jugando póker y ver unas películas con los colegas, amaneció y camine hasta mi casa, solo esperaba que llegue el día de la entrevista, estaba  ansioso por trabajar, bueno también para sorprender a Pedro, contándole que conseguí trabajo,  al día siguiente estuve en casa todo el día, preguntando a los que trabajaban en call center, que es lo que te preguntan en una entrevista, tenía que ir preparado, no podía quedarme solo en la entrevista, un par de personas me ayudaron, me explicaron lo que a ellos les preguntaron, me hicieron ver fácil, chateamos poco con Pedro, el tiempo volaba, tenía que dormir, por que él trabaja temprano, y   yo debía hacer lo mismo, por la entrevista, esa noche no dormí nada, estaba nervioso era la primera vez que me presentaba a un trabajo, tenía las preguntas y respuestas en la cabeza, y solo repasaba y en algún momento me quedé dormido.
Escuché el sonido del despertador, fui corriendo, llamé a Stephanie para que se vaya alistando, y me dice que no puede acompañarme, por un problema en casa, mamá olvidó dejarme dinero para ir a la entrevista, arranque mal ese día, me desanimó todo, me moleste con todo el mundo, sabían que era importante y aún así pasaron de mi, mande todo bien lejos, no podía hacer otra cosa, estaba decepcionado con ellos y sobre todo conmigo, tenía que hacer algo, me puse a limpiar la casa, para luego cocinar.
Solo deseaba que fueran las 8 de la noche para hablar con Pedro, él sabía como levantarme el ánimo, tenía maña para eso, le conté sobre la entrevista, me pregunto como me fue, no quería mentirle, tampoco se me ocurría nada, le dije que no fui, le explique como fue todo el tema, comente que era para un call center, por la avenida Arequipa, me pidió la dirección exacta, se la di, y cuando leí, me arrepentí toda mi vida de no ir a esa entrevista.


“Ahí fue mi entrevista, y ahora estoy aquí trabajando, hubiese sido bonito que nos toque en la misma campaña”  - ¿Es en serio? me sorprendí – Sí jaja ¿Que coincidencia no?, es el destino Jesusin, es el destino.

Perdí la oportunidad de conocerlo, es más de trabajar con él, ser compañeros de trabajo, ese día me sentí tan estúpido, que las oportunidades se tienen que tomar en una, sin pensarlo, puede que ahí encontremos la felicidad.




Toma mi mano - Belanova.

sábado, 25 de enero de 2014

M.

Esto es lo que sucede cuando a Jesús, empieza a sentir ese "no sé que", esas ganas de leer sus tuits, de stalkear su fb sin tenerlo como amigo, a ver las fotos que  sube a Instagram o pretender saber donde está viendo su ultimo check-in en Foursquare lo más probable es que tal vez sea un gusto, es lo que pueden pensar, pero la primera vez acepté que me gustaba, y efectivamente quedó ahí, en mi gusto.

Pero, ahora cuando mi mejor amiga me pregunta si me gusta, pues lo tengo que negar, no quiero que nadie cercano a él se entere de eso ¿Por qué? - No lo sé.
Tal vez cuando me siento así, siento que pierdo y de alguna manera me vuelvo algo débil, me desestabiliza, no quiero que ocurra eso, siento miedo a no sentirme tranquilo de nuevo, a sentirme inquieto.
Y ahora él está tratando de ocupar mi cabeza, y no quiero, no puedo permitirlo, por que sé que Jesús se estaría perdiendo, y ya sé está formando un conflicto en mi cabeza, pues estoy aquí escribiendo de/para él.
Mi manera de que ya no afecte es envolverme en trabajo, y salirme de todas las redes sociales donde él tenga cuenta, además de poner muchos huevos para ya no stalkearle a ese maldito renegon, que no sabe como tratarme, pero su sonrisa puede con todo en mi.

¡AGG! ya me estoy poniendo cursi. Chaw.




martes, 21 de enero de 2014

Carta de despedida.

Después de todo lo que pasamos juntos, era justo tener esa relación de amistad, era otro tipo de confianza la que estaba experimentando, era algo más sincero.
Yo ya no sentía amor, pero sin embargo me seguía preocupando por él, siempre he querido lo mejor para él, estando a mi lado o lejos de mi.
Tal vez eso se llame cariño, y no en vano pasamos tantas cosas juntos, para terminar siendo dos completos desconocidos, eso es algo que no nos podíamos permitir.
Me encanta el nuevo rumbo que está tomando tu vida, me alegra que por fin te decidas a poner tu check, en cosas por realizar así como yo, y aunque no me lo digas, sé que estás orgulloso por las cosas que me están pasando, ves, estoy creciendo Chinito, ese Jesúsito que conociste, está creciendo, aprendiendo a ser más responsable, más maduro, más renegon pero menos llorón, y sé que esto también te va a poner feliz.
 De alguna manera tengo que agradecerte por las cosas que aprendí o bueno que aprendimos juntos, eres un compañero increíble, en serio, cualquier chico estaría orgulloso de estar a tu lado, así que no te desanimes si las cosas te salen mal, o no llega lo que tanto quieres, ten paciencia, ya llegará.
Es hora de tomar caminos diferentes, pero sabes que siempre estaré ahí, sabes que nos volveremos a juntar, y también sabes el cariño que tengo por ti y por tu papá, prometo no llamar *amorci* a nadie más.






I know you haven't made your mind up yet, 
but I would never do you wrong, 
I've known it from the moment we met,
no doubt in my mind where you belong.