sábado, 22 de agosto de 2015

Discúlpame.

Hoy me di un pequeño tiempo para pensarle, para saber como le ha ido en éste tiempo de ausencia.

¿Sabes?.


Me costó mucho dejarte ir, darme cuenta que ésto no era sano, fue dificil y muy duro.
De hecho me ponía mal pensar que no funcioné, y efectivamente no funcionó, Estoy tranquilo por que sé que puse de mi parte, y dí todo lo que tenía que dar, ni más ni menos, dí lo preciso y justo.

Discúlpame si estoy siendo algo egoísta, pero ser víctima cansa y  casi siempre termina aburriendo.
Sé que pierdo la paciencia muy rápido, pero contigo, especialmente con nosotros, controle cosas que si se trataban de algún equis, no hubiese aguantado.

Discúlpame si tu presencia ya no me desestabiliza, y si bien es cierto, detestaba que alguien llamé mi atención con tanta intensidad como lo hacías tú, sabías provocar esos efectos en mi, de alguna manera te dí ese poder sin darme cuenta. En esa situación todo era muy confuso, ahora tengo las cosas más claras, creo que aun te quiero, pero ya no camino por el lado sentimental, ya no reacciono por las emociones, ahora puedo decir que camino por mis prioridades, mis cosas, mis ambiciones.

Discúlpame si al escuchar nuestra canción la pena ya no me embarga, o si escribo las lágrimas no están presentes, pero lo nuestro estaba lleno nada, claro que si tengo bonitos recuerdos, jamás negaré eso, tampoco me engañaré que siempre fue bonito, porqué nunca fue así y ambos lo sabemos.

Discúlpame por no seguir tus pasos más de cerca, lo siento de todo corazón, pero estaba ocupado haciendo mi vida, preocupándome por mis intereses y algunas prioridades,
                                                                                                           haciendo una mejor versión de mi.









1 comentario:

  1. Una mejor versión de mí! Estoy repitiendo eso varias veces éstos últimos días, que bueno que decides avanzar a pesar de todo.

    ResponderEliminar